Reliquia de Laura Vicuña
Introduce aquí el subtítular

Al ingresar al Atrio del Santuario, vemos a la izquierda la Capilla diaria y a la derecha la urna con la reliquia (una vértebra) de la Beata Laura Vicuña.

El Santuario manifiesta la unidad entre las diversas culturas que componen la sociedad de Junín de los Andes y la Patagonia, es un intento de plasmar materialmente el ruego expresado por Jesús: "Padre que todos sean uno"... Es por esto que la reliquia de Laura está contenida en un Cultrún simbólico -tambor mágico sagrado de los Mapuches-, en relieve y de madera de radal, que a su vez ha sido ubicado en el centro de una estructura de madera que representa una flor estilizada, porque a Laurita desde un principio se la llamó la "Flor de los Andes". Toda la estructura está inserta en un círculo -que contiene flores y frutos de la zona- que es el centro de un sol de 12 puntas y rayos en forma de mandala que vemos en el piso. Para los cristianos el sol es Cristo, base y fundamento de la fe; para los Mapuches el sol representa la vida, el poder y la sabiduría.

La Reliquia de Laura Vicuña fue entronizada en este templo, elevado a la Categoría de Santuario Diocesano en 1999, cuando se cumplieron los 100 años de la llegada de las Hermanas Salesianas a la Misión de Junín de los Andes y los 10 años de la Beatificación de Laura. El Papa Juan Pablo II la declaró Beata el 3 de Setiembre de 1988, en ese día las palabras del Papa fueron: "La suave figura de Laura Vicuña, gloria purísima de la Argentina y de Chile, suscite un renovado empeño espiritual en esas dos nobles naciones y enseñe a todos que con la ayuda de la gracia, se puede triunfar sobre el mal; y que el ideal de inocencia y amor aunque denigrado y ofendido, al final resplandecerá e iluminará los corazones. Porque este mundo pasa, con sus pasiones. Pero el que hace la voluntad de Dios, permanece para siempre."

En el lugar donde está la reliquia de Laura Vicuña, los devotos y turistas pueden depositar sus pedidos y agradecimientos. Nosotros creemos que Dios por su poder y nuestra fe, puede utilizar la reliquia como un medio para concedernos por intercesión de Laura un milagro -físico o espiritual-. En este lugar, cerca de la reliquia podemos meditar sobre la vida de Laura Vicuña, una adolescente real que vivió heroicamente en Junín de los Andes y ahora está en el Cielo.

Los pedidos y agradecimientos que dejan en la urna de Laura, se retiran el 22 de enero -día de su muerte- de cada año, y después de la Misa en Honor de Laura Vicuña se llevan en peregrinación con antorchas hasta el lugar donde murió y se queman en una celebración comunitaria tradicional.